No es obligatorio, no obstante sí es totalmente recomendable tener el software actualizado. Todas las revisiones que aparecen (mejoras, correcciones de errores, sugerencias, etc.) siempre se basan en la última versión del software. E incluso algunos servicios terceros (emails, SMS, etc.) integrados en el software podrían dejar de funcionar, o funcionar de forma incorrecta, en un software desactualizado. Los proveedores de servicios de internet y las operadoras pueden cambiar las condiciones técnicas, así como establecer unos requerimientos específicos. Las correcciones, cambios y mejoras siempre se basan en la última versión disponible del software.

Puedes encontrar más información en la licencia de uso del programa y en las condiciones generales del servicio de soporte.